Escucha esta nota aquí

El nuevo primer ministro de Haití, Ariel Henry, hizo un llamamiento a la unidad nacional para evitar el "abismo", horas antes de anunciar la composición de su nuevo gobierno.

Henry, de 71 años, es el séptimo primer ministro nombrado por el presidente Jovenel Moise, asesinado por un comando armado el 7 de julio.

La ceremonia de investidura de su gabinete está prevista para las 15:00 horas del martes en Puerto Príncipe, cuya composición fue publicada en el boletín oficial de la República de Haití.

El nuevo gobierno está formado por 18 ministros, entre ellos cinco mujeres. Además del cargo de primer ministro, Henry asumirá el de ministro de Asuntos Sociales y Trabajo.

Claude Joseph, primer ministro interino en el momento del asesinato del presidente y que posteriormente dio muestras de querer mantenerse en el poder, conserva el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cultos.

El tira y afloja entre Joseph y Henry por la jefatura del ejecutivo terminó finalmente el fin de semana tras la presión conjunta de los embajadores de varios países, entre ellos Francia y Estados Unidos, así como de emisarios de la OEA y la ONU.

Henry, excirujano que ha sido varias veces ministro, prometió trabajar por el "consenso" en el país caribeño, asolado por la pobreza, la inseguridad y la corrupción.

En un discurso emitido en televisión el lunes por la noche, Henry dijo querer "lanzar un solemne llamamiento a la unidad nacional, a la unión de nuestras fuerzas y a la cooperación de todos, para frenar esta carrera del país hacia el abismo, para remontar la pendiente y proteger a nuestro país de los múltiples peligros que lo amenazan".

Según el nuevo primer ministro, "la existencia misma de la nación" de Haití está actualmente "en peligro".

En cuanto al magnicidio de Moise, cuyo funeral nacional se celebrará el viernes, Henry prometió que "que los culpables y sus patrocinadores responderán de sus actos ante la justicia haitiana".

Lea también

Comentarios