Escucha esta nota aquí

Miles de profesores madrileños hicieron cola durante horas este miércoles para someterse a pruebas de detección del coronavirus, a pocos días de una vuelta a las aulas que preocupa ante el fuerte incremento de casos.

Las autoridades regionales, competentes en materia de educación, llamaron el martes a todos los profesores a someterse a pruebas de anticuerpos antes del inicio de las clases, la semana próxima. También están previstas pruebas PCR de detección de la enfermedad.

Delante del colegio Virgen de la Paloma, en Madrid, al menos 5.000 personas hicieron cola este miércoles por la tarde, según la policía.

"Están exponiendo a todos los docentes a ser contagiados", por la dificultad de mantener la distancia de seguridad, "y luego vamos a estar con los niños y estos niños van a poder contagiar a sus familias: esto es una masacre", dijo Eva Minerva, profesora de primaria, después de cuatro horas esperando su turno bajo el sol.

"Entiendo que las familias cuando vean todo esto nos digan 'pues yo no llevo a mi hijo al colegio'", añadió.

Nos tratan "peor que el ganado", "me dan ganas de llorar", dijo indignada Carmen, otra profesora de primaria que prefirió no dar su apellido. 

Y es que España, y la región de Madrid en particular, están viviendo estos días una segunda ola de coronavirus.

En este contexto, las autoridades han fijado medidas estrictas para tratar de impedir los contagios en los centros, y obligarán a los alumnos a llevar mascarillas en todo momento a partir de los 6 años.

"Nadie me avisó (...) las convocatorias nos llegaron a las cuatro de la mañana, es lamentable", añadió Carmen.

Los profesores gritaron también "¡Ayuso dimisión!", refiriéndose a la presidenta conservadora de la región de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, criticada por numerosos sindicatos de profesores, que por cierto han convocado huelgas las semanas próximas por considerar insuficientes las medidas sanitarias.