Escucha esta nota aquí

Unas 200 personas se manifestaron en Estambul este domingo contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo por haber redifundido las caricaturas del profeta Mahoma que le convirtieron en blanco de los yihadistas.

La revista francesa volvió a publicar los controvertidos dibujos al principios de este mes, el día del inicio del juicio de los presuntos cómplices del ataque de enero de 2015 contra la redacción.

Las imágenes del profeta Mahoma están prohibidos en el islam.

Doce personas, incluido algunos de los dibujantes más célebres de Francia, fueron asesinadas el 7 de enero de 2015, cuando los hermanos Said y Cherif Kouachi irrumpieron con sus armas en la redacción de la revista en París.

Algunos de los manifestantes en Estambul, concentrados en la plaza Beyazit en la parte europea de la ciudad, sostenían pancartas con mensajes en los que advierten a Charlie Hebdo y al presidente francés Emmanuel Macron que "pagarán un alto precio".

El jefe del Estado defendió la "libertad de blasfemar" de la revista.

El ministro turco de Relaciones Exteriores condenó la decisión de volver a publicar las caricaturas "que no respetan nuestra religión y nuestro profeta".

Nureddin Sirin, editor jefe de la televisión Kudus, afirmó que "Macron pagará un precio muy alto [...] por respaldar insultos contra el islam usando la libertad de prensa como excusa".