Escucha esta nota aquí

Grupos de manifestantes empezaron a congregarse este martes (09.02.2021) en Rangún, la principal ciudad de Birmania, ignorando las amenazas de los generales golpistas, según periodistas de agencias internacionales en el lugar.

En el barrio de San Chaung -donde están prohibidas las manifestaciones- docentes desfilaban por la calle principal y efectuaban el famoso saludo de tres dedos en señal de resistencia contra el golpe de Estado militar mientras gritaban: "¡Liberen a Daw Aung San Suu Kyi!" y "¡Abajo la dictadura militar! Otro grupo se congregó frente a la sede de la Liga Nacional para la Democracia de Aung San Suu Kyi, vestidos en rojo (el color del partido) con retratos de la dirigente depuesta, también en la capital económica birmana.

La Fuerza Armada decretó la ley marcial en varios barrios de Rangún, Mandalay (centro), segunda ciudad del país, así como en otras partes del territorio: las manifestaciones y las congregaciones -de más de cinco personas- están prohibidas y se ha instaurado un toque de queda desde las 20H00 a las 04H00, hora local.

El anuncio llegó después de que el Ejército, a través del canal de la televisión estatal MRTV, amenazara con tomar acciones contra los grupos de manifestantes y les acusara de dañar la estabilidad del país, la seguridad y el Estado de derecho. En su primer discurso a la nación, Min Aung Hlaing pidió anoche a la ciudadanía birmana que permanezcan "unidos como país" y que se fijen "en los hechos y no en las emociones", al justificar el golpe de Estado militar por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre.

Esta decisión sigue a las grandes protestas del sábado y el domingo en Rangún contra el golpe militar que puso fin a diez años de frágil transición democrática. En tanto, la Policía birmania estableció, desde primera hora de la mañana, controles en varios puentes y carreteras que llevan al centro de Rangún. 

Es así como centenares de personas se concentraron a un lado del puente de una zona industrial de la urbe ante la imposibilidad de poder cruzar por el fuerte despliegue policial, que mantenía controlado a cuentagotas el tráfico vehicular.

Nueva Zelanda suspende la relación política y militar con Birmania

Ante esto, el Gobierno de Nueva Zelanda anunció la suspensión de toda relación política y militar de alto nivel con Birmania. La primera ministra, Jacinda Ardern, anunció en rueda de prensa los cambios fundamentales en la relación entre ambas naciones, que incluye la prohibición de entrada en el país oceánico a los mandos militares birmanos, entre otras.

La medida fue adelantada por la ministra de Exteriores, Nanaia Mahuta, quien indicó que los programas de ayuda de Nueva Zelanda a Birmania no incluirán proyectos manejados o que beneficien de alguna manera al Ejército.

ama (afp, efe, Reuters)

Comentarios