Escucha esta nota aquí

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer tras reunirse por vez primera con el líder líder norcoreano, Kim Jong-un, que la desnuclearización de la península coreana es posible, pero que Pionyang exige a cambio garantías de seguridad.

“Es posible...Corea del Norte necesita garantías de seguridad, de defensa de su soberanía”, dijo Putin en rueda de prensa tras reunirse con Kim en la ciudad de Vladivostok, bañada por el océano Pacífico.

Putin llamó a todos los países interesados a dar “los primeros pasos” para incrementar la confianza y después “pensar juntos” en las garantías de seguridad para Pionyang, que apoyaría la no proliferación de armas de destrucción masiva.

“Me dio la impresión de que el líder norcoreano defiende ese punto de vista. Solo necesita garantías de seguridad. Eso es todo. ¿Cuáles pueden ser esas garantías sino jurídicas?”, apuntó.

Putin ha asegurado en varias ocasiones que, tras lo ocurrido con los líderes de Irak y Libia, Corea del Norte se convenció aún más de que las armas nucleares son la mejor garantía ante un intento de violento cambio de régimen por parte de EEUU.

El líder ruso llamó a avanzar “paso a paso”, respetando los intereses de los demás, y no intentando imponer su postura, algo que provocará el estancamiento de las negociaciones nucleares.

Por su parte, el líder norcoreano cree que la situación en la península coreana depende de la “actitud” de EEUU, acusó a este país de “mala fe” y dijo que su régimen está preparado para cualquier “situación posible”.

Sintonía personal

El presidente Putin y Kim Jong-un exhibieron ayer una gran sintonía personal, a juzgar por las sonrisas y elogios que se dedicaron a lo largo de las tres horas que duró su primera cumbre.

Los dos mandatarios no se habían reunido nunca hasta ahora, pero, en su primera cumbre, se prodigaron en sonrisas y elogios en una muestra de marcada afinidad.

Ello en contraste con la cumbre de Hanói entre Kim y el presidente de EEUU, Donald Trump, que terminó en un fracaso.

En el escenario de la cita entre Putin y Kim, la Universidad Federal del Lejano Oriente (UFLJ), el ambiente era bastante distendido y los dos líderes se mostraron relajados.

Comentarios