Escucha esta nota aquí

El primer ensayo clínico para probar una posible vacuna contra el nuevo coronavirus arrancó ayer en Seattle, indicaron las autoridades sanitarias estadounidenses.

“El ensayo clínico abierto incluirá la participación de 45 adultos voluntarios saludables de entre 18 y 55 años durante aproximadamente seis semanas”, indicaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en un comunicado. “El primer participante recibió la vacuna experimental hoy (ayer)”.

Pero los participantes aún tendrán que pasar por diferentes fases para determinar si la vacuna es efectiva y segura. Las autoridades estadounidenses han estimado que, si todo sale según lo planeado, pasará entre un año o un año y medio antes de que la vacuna esté disponible.

La vacuna fue desarrollada por los científicos de NIH y la empresa de biotecnología Moderna, con sede en Cambridge, Massachusetts.

La Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI) también proporcionó fondos para la implementación de la prueba.

“Encontrar una vacuna segura y efectiva para prevenir la infección de SARS-CoV-2 es una prioridad de la salud pública”, declaró Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. “Esta fase 1 del estudio, lanzada en un tiempo récord, es un paso importante para alcanzar este objetivo”, agregó.

Los coronavirus son esféricos y tienen picos sobresalientes en su superficie, lo que les da la apariencia de una corona. El pico se adhiere a las células humanas, permitiendo que el virus ingrese.

La candidata a vacuna de Moderna contiene la información genética para este pico en una sustancia llamada “ARN mensajero”.

Inyectar un ARN mensajero en un cuerpo humano hace que se desarrolle en el interior del cuerpo, desencadenando una respuesta inmune sin necesidad de infectar a la persona con el virus completo.

Desmentido de laboratorio

El laboratorio alemán CureVac desmintió ayer que haya recibido ninguna oferta del presidente estadounidense, Donald Trump, para reservar a los estadounidenses una eventual vacuna contra el coronavirus.

“CureVac no ha recibido ninguna oferta del gobierno estadounidense o de entidades afines antes, durante o después de la reunión de la Task Force en la Casa Blanca el 2 de marzo”, tuiteó el laboratorio, con sede en Tubinga.

El gobierno de Angela Merkel acusó el domingo a EEUU de haber tratado de apropiarse de un proyecto de vacuna contra el coronavirus que está desarrollando el laboratorio alemán, y dejó claro que haría todo lo posible para que sea desarrollado en Europa.

Reaccionaba a informaciones publicadas por el diario alemán Die Welt que informaba que Trump había ofrecido al laboratorio una gran suma de dinero para hacerse con el proyecto.

“CureVac rechaza todas las informaciones de la prensa”, dijo el laboratorio en su tuit.

CureVac es uno de los laboratorios que trabaja en una vacuna contra el Covid-19 con subvenciones del gobierno alemán. La sociedad asegura que está “a unos meses” de poder presentar un proyecto para validación clínica.



Comentarios