Escucha esta nota aquí

Las autoridades del estado de San Pablo anunciaron este martes la recaptura de al menos 586 presos de régimen semiabierto, luego de que más de un millar huyera de varias cárceles tras la suspensión de los permisos de salida para evitar la propagación del coronavirus.

"El Grupo de Intervención Rápida controló la situación en los presidios y 586 fueron recapturados por la policía militar", indicó la Secretaría de Administración Penitenciara (SAP) de San Pablo en su más reciente balance.

Al menos 1.375 presos se fugaron de tres centros penitenciarios, por lo que casi 800 siguen prófugos, detalló la SAP, que aún hace un recuento del total de fugitivos.

El lunes por la noche, los reclusos en detención de régimen semiabierto se fugaron tras enterarse de la suspensión de las salidas temporarias a las que tenían derecho más de 34.000 reclusos a partir de este martes.

Las autoridades tomaron la decisión alegando que, al regresar, los detenidos "tendrían un elevado potencial para instalar y propagar el coronavirus en una población vulnerable", en referencia a las cárceles.

En Brasil, los presos que cumplen su pena en régimen semiabierto tienen derecho a salidas diurnas para trabajar y estudiar y pueden realizar hasta cinco salidas temporales por año, cada una de siete días.

Las presos recapturados "perdieron el derecho de cumplir la condena en régimen semiabierto, tendrán que cumplir la pena en régimen cerrado", dijo al canal TV Globo el coronel Nivaldo Cesar Restivo, secretario de la SAP.

Brasil, con 210 millones de habitantes, registra 290 casos confirmados de coronavirus, 164 de ellos en el estado de San Pablo, el más poblado del país.

Como parte de las medidas anunciadas para contener la pandemia, el gobierno federal suspendió las visitas en las cinco cárceles federales de máxima seguridad.
 

Comentarios