Escucha esta nota aquí

Un tribunal de Perú declaró infundado un recurso que pedía la excarcelación del octogenario expresidente Alberto Fujimori ante el riesgo de que se contagie del nuevo coronavirus por su edad y condiciones de salud como alegaron sus hijos, se informó ayer.

"Por tanto, no se advierte de motivos ciertos que apunten a probable inminencia de ser contagiado", dice en sus conclusiones la resolución que firma la jueza Adriana Zulueta.

Según la magistrada, "la sola emergencia sanitaria, desde el punto de vista legal, no permite la excarcelación de un interno". La resolución resalta que Fujimori, de 81 años, es el único recluso de la base policial por lo que no hay probabilidad de hacinamiento y contagio, como ocurre en otras prisiones de Perú.

El expresidente Fujimori (1990-2000) cumple una pena de 25 años de prisión, condenado en 2009 por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, en las que murieron 25 personas a manos de un escuadrón de la muerte del ejército. Ambas masacres ocurrieron bajo su gobierno, en el marco de la guerra contra el terrorismo de Sendero Luminoso.

Fujimori, de origen japonés, padece recurrentemente de problemas respiratorios y neurológicos (parálisis facial) e hipertensión.

Hiro y Sachi, dos de los cuatro hijos del expresidente, presentaron hace una semana un hábeas corpus pidiendo que dejen libre a su padre indicando que la edad y condición de salud lo hacían vulnerable a la enfermedad. El gobierno peruano ya había negado el 14 de abril que Fujimori corra el riesgo de contraer el nuevo coronavirus en la prisión.

Perú superó ayer la barrera de los 2.000 muertos a causa del nuevo coronavirus, que ha contagiado a más de 72.000 personas en el país, según el último reporte del Ministerio de Salud.