Escucha esta nota aquí

El petróleo subió el martes impulsado por los anuncios de recortes de producción de varios países del Golfo Pérsico, con Arabia Saudita a la cabeza.

El barril de WTI para entrega en junio trepó 6,8% en Nueva York a 25,78 dólares.

En tanto el Brent del mar del Norte para entrega en julio cerró en 29,98 dólares en Londres, un alza de 1,2% sobre el cierre del lunes.

El lunes, el Ministerio de Energía de Arabia Saudita pidió a la estatal Aramco que redujera su producción en un millón de barriles diarios adicionales a partir de junio.

La decisión recortará la extracción del mayor exportador mundial a 7,5 millones de barriles diarios (bd), señaló el ministerio en un comunicado.

A esta medida se plegaron Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos. Estos recortes liberan presión sobre la oferta, que sigue siendo superior a la demanda en medio de las medidas de confinamiento para luchar contra el coronavirus. También alivian las capacidades de almacenamiento, que están cerca de su máximo.

En abril, la OPEP y otros gigantes del petróleo, llegaron a un acuerdo para reducir en 9,7 millones de barriles diarios la producción de crudo a partir de mayo.