Escucha esta nota aquí

Los viajeros procedentes de Dinamarca, excepto los británicos o residentes permanentes, no podrán entrar a partir de ahora en el Reino Unido, anunció este sábado el ministerio de Transporte, tras descubrirse en el país del norte de Europa una preocupante mutación del nuevo coronavirus procedente de los visones.

"A todos los viajeros no británicos o residentes permanentes que hayan estado en Dinamarca o hayan transitado por aquel país en los últimos 14 días se les negará la entrada" a partir del sábado, dijo el ministerio. 

Esta decisión, tomada de manera "urgente", se deriva de la publicación de datos por parte de las autoridades danesas que señalan un rebrote de casos de coronavirus en las granjas de visones, debido a una mutación del virus que se está propagando localmente.

Dinamarca anunció el miércoles que iba a sacrificar a los visones del reino, entre 15 y 17 millones, tras descubrir esta mutación transmisible al hombre, que ya ha sido detectada en 12 personas.

La mutación de un virus puede ser anodina, pero en el caso de esta cepa implica que los anticuerpos generados por el hombre pueden ser menos eficaces ante esta variante, lo que dificultará la eficacia de una futura vacuna.

Los británicos y residentes permanentes en el Reino Unido que viajen desde Dinamarca tendrán que respetar una cuarentena de 14 días, sin excepción, al igual que sus familias.

Estas medidas serán reexaminadas dentro de una semana y podrán "ser modificadas rápidamente si es necesario", dijo el ministerio británico.