Escucha esta nota aquí

El secretario para la Defensa británico, Ben Wallace, declaró este domingo que se enviarán un avión y efectivos de la marina suplementarios para ayudar a controlar un fuerte aumento de los cruces del canal de La Mancha por parte de inmigrantes ilegales.

Este despliegue de "personal especializado de la Royal Navy" y un tercer avión de la fuerza aérea para realizar tareas de vigilancia son consecuencia de una solicitud de apoyo por parte del ministerio del Interior

"Estos cruces ponen en peligro la vida de las personas y es correcto que apoyemos a los servicios de fronteras, proporcionando la capacidad especializada de defensa y nuestro personal experto para detener comportamientos criminales", señaló Wallace en un comunicado. 

Más de 1.000 migrantes han llegado a las costas británicas en los últimos 10 días tras cruzar el canal en pequeñas embarcaciones, según informes de la agencia de noticias Press Association. 

Este tema es políticamente tenso en el Reino Unido, con los periódicos de derecha denunciando las llegadas y muchos legisladores conservadores solicitando medidas fronterizas más estrictas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, tildó a estos cruces esta semana como "muy malos, estúpidos y peligrosos"

Prometió cambiar la legislación que, a su parecer, hace "muy, muy difícil" deportar a los inmigrantes, "aunque hayan llegado aquí de forma descarada e ilegal". 

Entretanto, su ministro de Inmigración mantuvo conversaciones el martes en París con sus homólogos europeos, manifestando solicitudes de su gobierno para que se aumente la presión sobre Francia para evitar que los migrantes logren llegar a las aguas del Reino Unido

Las autoridades marítimas francesas señalaron este domingo que habían rescatado a 31 migrantes, entre los cuales tres niños y un bebé, que intentaban cruzar el canal en pequeñas embarcaciones.