Escucha esta nota aquí

El gobierno británico no excluye imponer nuevas restricciones en Inglaterra, como "extensos confinamientos locales", frente al rebrote del coronavirus en invierno, dijo este sábado el ministro de Sanidad, ante la posibilidad de que el virus cause 85.000 muertos, según un informe.

"Los casos aumentan de nuevo y tendremos que recurrir a confinamientos locales muy extensos o tomar medidas adicionales a nivel nacional. No lo excluimos, aunque no queremos que pase", explicó Matt Hancock al diario The Times.

Según él, una segunda ola es "evitable" pero "no es fácil"

Es posible que "tengamos una mala gripe y el aumento del coronavirus ya que la gente pasa más tiempo en el interior", precisó.

Reino Unido, el país europeo más enlutado por la pandemia, contabiliza cerca de 41.500 muertos y más de 331.000 casos. Cada una de las naciones, como Inglaterra y Escocia, decide sus propias medidas para combatir la enfermedad. 

Según un informe del comité científico que aconseja al gobierno, difundido el viernes por la noche en la BBC, el Covid-19 podría causar la muerte de 85.000 personas en el país entre julio de 2020 y marzo de 2021, "en el peor de los escenarios". 

Este documento, que admite la "gran incertidumbre" en torno a sus datos, señala que se podrían volver a imponer restricciones, por ejemplo, en materia de contactos entre personas de familias distintas. Las escuelas, sin embargo, permanecerían abiertas.