Escucha esta nota aquí

Más de 300 alertas por inundaciones se mantienen este lunes en el Reino Unido tras el devastador paso de la tormenta Dennis el fin de semana, que obligó a cancelar vuelos y servicios de trenes y a evacuar a residentes de las áreas más castigadas por las lluvias torrenciales y los vientos huracanados.

Cinco de las 300 alertas corresponden a Inglaterra y han sido catalogadas como "graves", lo que implica que hay peligro de vida para sus habitantes, después de que se registrasen en 48 horas lluvias equivalentes a un mes de precipitaciones.

Las zonas más afectadas han sido Yorkshire (norte de Inglaterra) y el sur de Gales. Un portavoz del Servicio de Bomberos del sur de Gales dijo hoy que la pasada noche recibieron más de mil llamadas de urgencia, algo "sin precedentes", situación que calificó de "increíble".

El Servicio Meteorológico británico ha advertido de fuertes vientos para hoy en Escocia, Irlanda del Norte y gran parte de la costa galesa y el suroeste de Inglaterra, lo que puede añadir más problemas a los ya experimentados por sus habitantes.

Unos 300 vuelos debieron cancelarse el fin de semana en el Reino Unido, varios de ellos en el aeropuerto londinense de Heathrow. (efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |