Escucha esta nota aquí


La ministra de Salud de Guatemala, Amelia Flores, anunció este martes que dejará el cargo por razones "personales" en momentos que el país atraviesa altas cifras de contagios de covid-19 y persisten críticas a su gestión por la compra de vacunas a Rusia.

"Yo presenté mi renuncia (...) el mes pasado, sin embargo acordamos [con el presidente Alejandro Giammattei] esperar hasta el día 16 de septiembre" para hacerla efectiva, declaró Flores en entrevista telefónica a la radio La Red. 

"Tengo algunos procesos que solventar, personales, que considero que me requieren tiempo y es por eso que estoy dejando el cargo", añadió. 

Flores asumió el puesto en junio del año pasado en sustitución de Hugo Monroy, relevado por Giammattei junto a sus cuatro viceministros de Salud.

El presidente dijo en esa ocasión que el cambio ocurrió para una "renovación del equipo" debido al "cansancio físico y mental" por la atención a la pandemia".

Flores será sustituida por Francisco Coma, actual viceministro de Hospitales.

"Por razones de índole personal, la doctora Amelia Flores ha decidido renunciar al cargo (...) función que cumplió con dedicación en situaciones difíciles como la pandemia del COVID-19", señaló el gobierno en un comunicado.

La gestión de Flores quedó marcada por fuertes críticas debido al retraso en el arribo de vacunas Sputnik V compradas a Rusia.

Guatemala inicialmente encargó a Rusia 16 millones de dosis del inmunizante y en abril pasado pagó unos 79,6 millones de dólares por la mitad de la compra. Sin embargo, el retraso en las entregas provocó que el país centroamericano llegara a plantear la devolución del dinero. 

Tras la polémica, Guatemala y Rusia pactaron en julio concretar solo la compra de 8 millones de vacunas, aunque hasta ahora solo ha recibido 1,3 millones para primeras dosis y 160.000 para segundas dosis.

Flores señaló que en los próximos días llegarán al país 700.000 segundas dosis del inmunizante ruso y reconoció que el retraso en las entregas "es lo que más ha preocupado a la población".

Además, la ministra deja el puesto con un creciente número de contagios diarios, superando los 5.000 en una sola jornada, que han saturado los hospitales que atienden la pandemia. 

Guatemala, con cerca de 17 millones de habitantes, suma 511.457 casos de covid-19 y 12.754 muertos. 

hma/mav/yow



Comentarios