Escucha esta nota aquí

El ministro de Medio Ambiente de México, Víctor Toledo, renunció tras filtrarse una conversación en la que criticaba al gobierno por permitir el uso agrícola del herbicida glifosato.

Toledo, reconocido ambientalista de 75 años, es "un profesional de primera, pero está mal de salud", dijo este miércoles el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, al anunciar la dimisión.

El saliente ministro terminó envuelto en una polémica, luego de que el 5 de agosto la prensa reveló el contenido de una conversación suya con otros funcionarios en la que denunció "contradicciones" de López Obrador.

Toledo se opone al uso de glifosato, herbicida utilizado en agricultura que -según ecologistas- tiene efectos nocivos para la salud. El gobierno ha dicho que disminuirá gradualmente su importación.

"No vamos a poder transitar a la agroecología de manera libre porque el presidente y la Secretaría de Agricultura y el jefe de Presidencia están en contra de todo esto", afirmó el responsable, de acuerdo con las transcripciones de la charla, que no desmintió.

Pero el mandatario aseguró que el ministro, a quien definió como el ambientalista "más culto y consecuente" de México, renunció antes de esa controversia.

"Desde antes de que se generara la polémica (...) me dijo que no podía seguir", comentó el presidente en su habitual rueda de prensa, subrayando que "la actividad dentro del servicio público produce estrés".

"No todos estamos hechos para resistir presiones", expresó el gobernante, quien designó en el cargo a María Luisa Albores, actual secretaria de Bienestar.

Con Toledo suman cuatro los ministros que han dimitido al gabinete de López Obrador, en el cargo desde 2018.

Antes se marcharon la secretaria de Medio Ambiente, Josefa González; el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa; y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.