Escucha esta nota aquí

La Policía de Chile rescató este viernes a 27 migrantes, la mayoría bolivianos, que quedaron atrapados en medio de un temporal de nieve en el desierto de Atacama, cerca de la frontera entre Chile y Bolivia.

La emergencia se produjo al caer la noche del miércoles a unos 5.000 metros de altura en medio de la cordillera de Los Andes cuando los vehículos en los que viajaban los migrantes quedaron atrapados en medio de la ventisca, la nevada y la escasa visibilidad, fenómeno conocido como "viento blanco".

Con temperaturas en torno a los -20 grados centígrados, la caravana, presuntamente de migrantes que entraron al país de forma irregular, quedó varada cerca de la zona conocida como Hito Cajón, cerca del paso fronterizo, explicó el capitán y jefe del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros en la zona.

"La labor no fue fácil porque el terreno se encontraba completamente aislado y bloqueado por las intensas nevadas", señaló el uniformado.

Los agentes del GOPE dieron con los migrantes dos horas después de comenzar la búsqueda, gracias a las luces encendidas de los vehículos en los que viajaban y realizaron la evacuación en grupos de siete personas.

"Todos los ocupantes se encontraban en buen estado", constató la institución a través de un comunicado.

En la emergencia también fue necesaria la participación de Bomberos y Socorro andino para poder habilitar la carretera, que lleva a la turística ciudad de San Pedro de Atacama, frecuentada en el verano austral por viajeros de todo el mundo.

El gobierno estima que en los últimos dos años unas 20.000 personas han ingresado al país de manera irregular por pasos clandestinos que atraviesan las alturas de Los Andes arriesgando sus vidas en una travesía por el desierto más árido del planeta.

Se trata principalmente de venezolanos que escaparon de la crisis en su país.

Comentarios