Escucha esta nota aquí

Militares libaneses y franceses removieron escombros equivalentes al peso de la Torre Eiffel (8.000 toneladas) del lugar de la enorme explosión en el puerto de Beirut, capital de Líbano, según el reporte de las fuerzas francesas que participa de los trabajos. 

"Fueron necesarios cuatro días para limpiar 8.000 toneladas de (restos de) cemento y acero", declaró el militar, que coordina las operaciones de limpieza del puerto. Ese volumen de escombros "es el equivalente al peso de la Tour Eiffel", agregó.

El "Tonnerre", un buque portahelicópteros de la marina francesa arribó a Beirut diez días después de la explosión, con toneladas en ayuda humanitaria y maquinaria pesada para limpieza, según el reporte de AFP.

La explosión, una de las mayores en la historia reciente, arrasó sectores enteros del puerto, dejando un cráter de 43 metros de profundidad, ahora cubierto por el agua del mar, provocando más de 180 muertos y 6.500 heridos en varios kilómetros a la redonda. 

El coronel Yussef Haidar, del ejército libanés, señaló que el puerto, por el cual transita casi el 90% de las importaciones libanesas, actualmente opera a la mitad de su capacidad. "La semana pasada lo hacía al 30%, hoy estamos hablando de un 45%", declaró durante una conferencia de prensa. 

Vale recordar que la tragedia fue provocada por el estallido de una enorme cantidad de nitrato de amonio almacenado en un hangar del puerto. El hecho ocurrió el 4 de agosto.