Escucha esta nota aquí

Después de que el Gobierno ruso anunciara que dará prioridad a la vacunación de sus ciudadanos con las segundas dosis de la vacuna Sputnik V, justificando así la demora de entregas de inoculantes a escala internacional, desde el Kremlin aclararon que esta prioridad interna no será motivo para no cumplir con las obligaciones que tienen con otros países.

Así se expresó Rusia a través de Dmitri Peskov, el vocero del presidente Vladimir Putin, en medio de la expectativa que hay por la demora de la llegada de las dosis a Bolivia, y otros países, del segundo componente de la vacuna producida en ese país, tomando en cuenta que ya hay personas que fueron inoculadas con las primeras dosis.

“Efectivamente, como la prioridad absoluta es el consumo interno, y la satisfacción de las necesidades internas, es en esta prioridad que los fabricantes y nuestros departamentos se están concentrando ahora”, confirmó el funcionario, quien también admitió que no ha sido posible satisfacer de manera inmediata el total de la demanda extranjera.

Sin embargo, Peskov enfatizó que todas las obligaciones con otras naciones se cumplirán, según reseña Russia Today (RT) en Español. Esto se da a conocer después de que quedara en evidencia el desfase de vacunas, tema latente a escala internacional. Entre los afectados está Bolivia y la preocupación se extiende también a Argentina.

Respecto al caso boliviano, se espera la llegada de las segundas dosis para mediados de julio, según la información que maneja el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco. Según la programación que se acordó con el Fondo Ruso de Inversión, hasta el 9 de julio se deben entregar 25.000 dosis, hasta el 20 de julio 200.000, y en agosto 400 mil.

El lote más reciente que arribó a Bolivia fue el 12 de junio, con un cargamento de 100.000 primeras dosis, que fueron distribuidas a las diferentes regiones del país.

Comentarios