Escucha esta nota aquí

El ensayo de la vacuna AZD1222 involucrará a 150 participantes y será manejado por cuatro instalaciones médicas en San Petersburgo y Moscú, estipula el acuerdo, con fecha de este viernes 21 de agosto. Moscú había acordado previamente con AstraZeneca fabricar la potencial vacuna, desarrollada en tándem con la Universidad de Oxford, en las instalaciones de la empresa rusa R-Pharm.

El consorcio farmacéutico británico dijo en una declaración la semana pasada que los ensayos de la fase final de su vacuna se estaban llevando a cabo en Gran Bretaña y en Brasil, que un ensayo de fase inicial estaba adelantándose en Sudáfrica, y que se planeaban más ensayos en EE.UU., Japón y Rusia.

Rusia también está desarrollando varias vacunas potenciales contra COVID-19 a nivel nacional, y los ensayos de la fase final del candidato más destacado, apodado "Sputnik-V", comenzarán la próxima semana.

Vacuna de AstraZeneca "asegurada” para habitantes de Unión Europea

Por otra parte, este 17 de agosto AstraZeneca anunció la firma de un contrato con la Comisión Europea (CE) para suministrar hasta 400 millones de dosis de la vacuna COVID-19 AZD1222. Sobre la base del acuerdo existente con la Alianza Europea para las Vacunas Inclusivas (IVA), encabezada por Francia, Alemania, Italia y los Países Bajos, este nuevo acuerdo permitirá a todos los Estados miembros de la UE acceder a la vacuna durante la pandemia de manera justa y equitativa y a precio de costo. También permite a los Estados miembros de la UE desviar las dosis a otros países europeos.

"Este primer acuerdo de vacunas con la Comisión Europea garantizará que millones de europeos tengan acceso a la vacuna AZD1222 una vez que sea aprobada. Como la producción va a comenzar pronto en nuestra cadena de suministro europea, esperamos que la vacuna esté amplia y rápidamente disponible, y que las primeras dosis se entreguen a finales de 2020”, dijo Pascal Soriot, Director General de la empresa.

Según lo anterior, concluye Soriot, la Comisión Europea, y la Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, "garantizan la protección de los ciudadanos europeos con una vacuna contra este virus mortal, de modo que nuestra sociedad y economía mundiales puedan reconstruirse”.