Escucha esta nota aquí

El Kremlin hizo este lunes un llamamiento a la moderación a "todas las partes" del conflicto en Libia para evitar un "derramamiento de sangre", cuando al menos 32 personas han muerto desde el inicio de la ofensiva del mariscal Haftar contra la capital del país.

"Rusia utiliza todas las posibilidades a su disposición para instar a todas las partes a que se abstengan de cualquier acción que pueda llevar a un derramamiento de sangre y a muertos entre la población civil", declaró a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Rusia afirmó el viernes que no apoyaba militarmente a las tropas del mariscal Jalifa Haftar, el hombre fuerte del este de Libia, que fue recibido en Moscú en 2017 por el ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguéi Lavrov.

El domingo, Rusia bloqueó una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU que tenía que hacer un llamamiento a las fuerzas del mariscal Haftar para que frenaran su avance hacia Trípoli.

La delegación rusa había pedido que la declaración formal del Consejo de Seguridad llamara a cesar los combates a todas las fuerzas armadas libias, y no solo a las del mariscal Haftar, indicaron fuentes diplomáticas.

Rusia está en contacto con todas las partes, afirmó el viceministro de Relaciones Exteriores encargado de África y Oriente Medio.

Estoy "en contacto telefónico con todo el mundo: el Oeste, el Este, el Sur y Libia", dijo Mijaíl Bogdanov.

"Llamamos a todo el mundo a una solución política de los problemas que surgieron", agregó.

Comentarios