Escucha esta nota aquí

Rusia registró este viernes por sexto día consecutivo más de 10.000 infecciones por coronavirus, más de la mitad de ellas en Moscú, donde el confinamiento se prolongó hasta el 31 de mayo.

El país suma ahora 187.859 casos, de los cuales 10.699 fueron registrados en las últimas 24 horas, según las autoridades, lo que convierte a Rusia en el quinto país del mundo en cuanto a contaminaciones.

Estadísticamente, el número de muertes sigue siendo bajo, con 1.723 fallecimientos, 98 de los cuales en las últimas 24 horas.

Moscú, que prolongó el confinamiento de su población hasta el 31 de mayo, sigue siendo el foco principal de la epidemia en Rusia con 5.846 nuevos casos (98.522 en total).

Según las autoridades, el aumento del número de casos de contagio desde hace una semana se explica por la multiplicación de las pruebas efectuadas -4,98 millones según el recuento del viernes- y no por una aceleración de la propagación. 

El objetivo de esta política de cribado es localizar los casos asintomáticos o leves de Covid-19, que no se contabilizan necesariamente en otros países por falta de acceso a las pruebas, y luego poner en cuarentena a estos pacientes, frenar la propagación del virus y evitar una segunda ola epidémica.

Este enfoque también explica, en parte, la baja tasa de mortalidad en relación con el número de casos, afirman las autoridades.