Escucha esta nota aquí

Rusia presentó ayer su nuevo caza furtivo de quinta generación, bautizado “Checkmate” (Jaque Mate), que no realizará su primer vuelo de prueba hasta 2023.

Este avión militar, diseñado para competir con el F-35 estadounidense, fue presentado al público durante un acto esta tarde en el salón aéreo MAKS-2021, cerca de Moscú.

Hasta ahora se disponían de muy pocas informaciones de este caza creado conjuntamente por el complejo militar-industrial Rostec y la United Aircraft Corporation (UAC), que reagrupa a los principales fabricantes de aviones civiles y militares rusos.

Podrá transportar drones que lanzará en pleno vuelo, además de poder atacar a 6 objetivos simultáneos en tierra, mar o aire.

Comentarios