Escucha esta nota aquí

Rusia podría enviar a sus reclusos para que ayuden a limpiar el Ártico, una región contaminada por numerosos accidentes industriales, dijo este viernes el jefe del Servicio Penitenciario Ruso (FSIN).

"El FSIN está estudiando la posibilidad de movilizar a los presos para que limpien la contaminación en zonas del Ártico", precisó Alexander Kalashnikov en una reunión con altos funcionarios del servicio penitenciario, en una declaración confirmada a la AFP por el FSIN.

Dijo que había pedido a los funcionarios territoriales de la FSIN que "trabajaran en esta dirección", explicando que la administración de Norilsk, una ciudad industrial muy contaminada por las actividades mineras, había concluido un acuerdo de este tipo.

La región de Norilsk, que alberga muchas de las actividades del gigante minero Norilsk Nickel, sufrió el año pasado una catástrofe ecológica cuando se vertieron 21.000 toneladas de combustible a varios ríos, creando una enorme marea roja que podía verse desde el espacio.

En diciembre, las autoridades ya habían mencionado este proyecto de limpieza, que sería llevado a cabo por presos, durante un Foro Ártico en San Petersburgo.

Elena Korobkova, funcionaria de la FSIN, habló de utilizar "edificios modulares móviles" para alojarlos en estas zonas remotas.

Comentarios