Escucha esta nota aquí

Rusia registró, este jueves, por primera vez desde inicios de mayo menos de 10.000 nuevos casos diarios de Covid-19.

En total se contabilizaron 9.974 nuevos casos en Rusia, el segundo país, en el mundo, con mayor número de infectados por el nuevo coronavirus, con 252.245 contagios.

La mortalidad sigue siendo baja en comparación con otros países, con 2.305 víctimas oficiales.

La enfermedad no perdonó a la élite política rusa. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció esta semana que está contagiado y hospitalizado con una "doble neumonía". Antes que él, el primer ministro Mijaíl Mishustin había anunciado su contagio el 30 de abril. 

Más de la mitad de los casos se registraron en Moscú, donde el confinamiento casi general, en vigor desde finales de marzo, se prorrogó hasta el 31 de mayo. 

Rusia asegura que su baja mortalidad se debe, principalmente, a sus medidas preventivas, como la detección masiva para aislar los casos sospechosos.

Además, en marzo ordenó el confinamiento de los viajeros procedentes de los países afectados y de las poblaciones en riesgo. También reorganizó su sistema hospitalario.

Sin embargo, los críticos consideran que la mortalidad está subestimada y sospechan que las autoridades atribuyen otras causas a muertes de pacientes de Covid-19.

El Gobierno anunció este jueves la apertura de una investigación contra los diarios New York Times y Financial Times, que han publicado informaciones poniendo en duda la versión oficial.