Escucha esta nota aquí

Rusia y China anunciaron este lunes que prolongarán por cinco años más un Tratado de amistad vigente desde 2001, alabando el "rol estabilizador" de su colaboración ante la "turbulencia global".

El Kremlin emitió un comunicado conjunto celebrando el 20º aniversario de este pacto, tras una videoconferencia entre Vladimir Putin y Xi Jinping.

"En esta declaración, también se indica que (...) el Tratado se prolongará en forma automática en febrero de 2022 por otros cinco años", señaló Putin, de acuerdo a una transcripción hecha pública por la presidencia rusa.

"En tanto el mundo ha entrado en un periodo de turbulencias y cambios, y la humanidad se enfrenta a riesgo diversos, la estrecha cooperación sino-rusa aporta energía positiva a la comunidad internacional", destacó Xi Jinping traducido por el Kremlin.

Putin se manifestó de acuerdo, considerando que la cooperación entre Moscú y Pekín juega "un rol estabilizador en las cuestiones globales, en un contexto de intensificación geopolítica".

Durante los últimos meses, ambas potencias han multiplicado sus declaraciones de apoyo, anunciando sobre todo una cooperación reforzada en los sectores de la economía, la información y la industria espacial.

Este acercamiento tiene lugar en medio de las crecientes tensiones y competencia comercial entre China y Estados Unidos, y un contexto de deterioro de las relaciones ruso-estadounidenses.

Pekín y Moscú han estado vinculadas por una "asociación estratégica" desde 1996 --primera firmada por China-- y desde 2001 por este Tratado de amistad. En 2004, ambos países solucionaron una compleja disputa sobre su frontera de .250 km.

Comentarios