Escucha esta nota aquí

Un total de 56 personas murieron en sendos ataques ayer en Afganistán, uno contra la maternidad de un hospital de Kabul y el otro contra un funeral en provincia, informaron hoy funcionarios de salud.

Tres hombres armados irrumpieron el martes en la maternidad de un hospital de Kabul cuando acudían a consultas con bebés y niños. Los atacantes fueron abatidos tras una operación de las fuerzas de seguridad armadas, que evacuaron a los niños heridos.

El viceministro de Sanidad, Waheed Majroh, señaló que al menos 24 personas murieron en el ataque y 16 resultaron heridas. En otro atentado, un kamikaze se hizo explotar durante un funeral en la provincia de Nangarhar (este), matando a otras 32 personas.

El portavoz del ministro de Salud de la provincia de Kandahar, en el este del país, Zaher Adel, afirmó que 32 personas murieron y 132 resultaron heridas. Este atentado sí fue reivindicado por el EI.

El presidente Ashraf Ghani acusa tanto a talibanes como al grupo islamista Estado Islámico (EI), que sí reivindicó el segundo ataqueTras los ataques, Ghani pidió a las fuerzas afganas reanudar su ofensiva contra los talibanes, que a su vez dijeron estar dispuestos a responder a las fuerzas de seguridad.

"De ahora en adelante, la responsabilidad de una mayor escalada de violencia y sus ramificaciones recaerán directamente sobre los hombros de la administración de Kabul", dijo en un comunicado de los talibanes el miércoles.