Escucha esta nota aquí

El juicio de un tráfico de cocaína y cannabis inédito entre tres continentes, a través de líneas de crucero de la compañía Costa, se abrió este lunes en Francia.
 En trece cruceros entre abril de 2012 y marzo de 2014 se introdujeron grandes cantidades de cannabis a Brasil. En ese país sudamericano, la droga era intercambiada por cocaína pura al 97% para ser traficada al exterior.


 Este "tráfico internacional entre tres continentes, utilizando líneas de crucero, es inédito", recalcó el presidente del tribunal correccional de Marsella (sureste), Patrick Ardid.
 La mayoría de los acusados son traficantes que, tras una escala en Casablanca (Marruecos), se integraban al crucero con varios kilos de cannabis pegados en el torso, que después descargaban en Río de Janeiro.


 Allí, los traficantes -la mayoría jóvenes reclutados en un barrio popular de Niza (sureste)- recuperaban cocaína para su traslado a Europa.   Las "mulas" viajaban en los buques, mientras que los "supervisores" tomaban aviones para estar presentes durante los cargamentos de cannabis en Casa Blanca y de cocaína en Río, que se realizaba en apartamentos u hoteles cercanos al puerto.
 El juicio durará tres semanas.

Comentarios