Escucha esta nota aquí

Durante hoy, que se celebra el Día de la Madre, la policía alemana ha relajado sus estrictas reglas de entrada en las fronteras, que fueron impuestas para reducir la propagación del coronavirus. Solamente por hoy, han autorizado que varios visitantes puedan pasar el día con sus respectivas madres.

Eso sí, hay que justificar bien el motivo de la visita: "La información entregada en el punto de entrada tiene que ser creíble y verificable", afirmó la Policía Federal.

En las últimas semanas, los viajeros han necesitado una razón válida para entrar a Alemania, principalmente conductores de camiones, profesionales de la salud o autoridades de la región. Estos controles se han extendido a las fronteras con Dinamarca, Francia, Austria, Luxemburgo y Suiza.

El minisitro alemán de Interior, Horst Seehofer, ordenó los controles a mediados de marzo para disminuir la expansión de la Covid-19 en Alemania. Sin embargo, en las últimas semanas, diferentes políticos y autoridades regionales, también en Francia o Luxemburgo, han pedido que se termine con los controles fronterizos. Según la información oficial, estos deberían durar hasta el próximo 15 de mayo.