Escucha esta nota aquí

Los restos descubiertos recientemente cerca de Luxor representan "sólo una parte" de una "ciudad perdida" de más de 3.000 años, dijeron el sábado las autoridades egipcias y el arqueólogo Zahi Hawas, que supervisó las excavaciones.

"Hemos encontrado sólo una parte de la ciudad", dijo a la AFP Hawas el sábado por la mañana en una presentación a la prensa de la antigua ciudad, situada en la orilla occidental del Nilo, antes de añadir que "la ciudad se extiende hacia el oeste y el norte". 

Según el arqueólogo, las excavaciones, en la ciudad enterrada bajo la arena desde hace milenios, continuarán algunos años más.

Los arqueólogos egipcios, que iniciaron las investigaciones en este sitio en septiembre de 2020, encontraron cientos de cerámicas, carne seca, vino, pequeñas estatuas y joyas.

Según los arqueólogos, la ciudad descubierta data del rey Amenofis III, que llegó al trono en 1391 a.C. La datación se estableció mediante sellos de cerámica.

Una serie de muros de ladrillos de arcilla, así como calles que pasan entre las construcciones, son visibles en el sitio. 

Una serie de cerámicas, joyas y amuletos encontrados en las ruinas también fueron expuestos el sábado.

El descubrimiento había sido anunciado ya el jueves en un comunicado por la misión arqueológica.


Comentarios