Escucha esta nota aquí

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, "condenó enérgicamente" este sábado el "atentado mortal" contra una mezquita sunita en Kabul, en el que fallecieron unas 10 personas.

"El secretario general condena enérgicamente el atentado mortal perpetrado ayer contra la mezquita Khalifa Sahib, en el oeste de Kabul, durante la oración del viernes", declaró uno de sus voceros en un comunicado.

"Los ataques contra los civiles y los bienes civiles, incluidas las mezquitas, están estrictamente prohibidos por el derecho internacional humanitario", recordó luego de una serie de atentados con bombas, algunos reivindicados por el Estado Islámico (EI), que causaron decenas de muertes en el país en las últimas semanas, en un contexto de recrudecimiento de ataques.

Guterres expresó sus condolencias a las víctimas. En un comunicado distinto, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU condenaron "en los mayores términos la continuación de ataques terroristas odiosos contra civiles en Afganistán", donde los talibanes volvieron al poder en agosto.

Unas 10 personas fueron asesinadas el viernes en un atentado contra una mezquita sunita de Kabul, luego de la oración.

La explosión parecía estar dirigida contra miembros de la comunidad sufí minoritaria que realizaban rituales posteriores a la oración del viernes, según un funcionario. Los grupos yihadistas como el EI odian a esta corriente musulmana a la que consideran hereje.

Comentarios