Escucha esta nota aquí

Cuando restan pocos  días para que los ecuatorianos vuelvan a las urnas para decidir entre Andrés Arauz (Unes) y Guillermo Lasso (Creo-PSC) para la Presidencia de ese país, tres encuestadoras coinciden en que el porcentaje de indecisión bordea el 17% hasta el 28 de marzo pasado, lo que supone una reducción, si se compara con los pronósticos de la primera vuelta, indicó el diario El Comercio.  Antes del 7 de febrero, la indecisión oscilaba entre el 30 y el 60%, pero en esa primera vuelta hubo 16 binomios presidenciales en competencia.

Con un recrudecimiento de la pandemia del coronavirus, sumado a las prohibiciones que dispuso el CNE para evitar aglomeraciones, los candidatos tratarán de aprovechar este lapso para conectar con el electorado que aún no decide a quién apoyar, indica el diario ecuatoriano.

El consultor político Carlos Ferrín, dijo a El Comercio que con un porcentaje de indecisión a la baja, un factor que puede incidir en la decisión del voto es la promoción puerta a puerta. En ese trabajo territorial se puede lograr una diferenciación, para aterrizar las propuestas e informar lo que el candidato trae para la gente. 

Ferrin cree que también se puede trabajar en una puerta a puerta digital, que va más allá de los anuncios publicitarios, ya que utiliza técnicas similares a las que se aplican para levantar encuestas en línea. Los últimos pronósticos incluyeron en sus estudios la variable del debate presidencial obligatorio.

Consultado por el mismo diario, el consultor político Oswaldo Moreno explicó  que otras encuestas muestran que el porcentaje de indecisión roza el 20%, que aún es alto. Advierte que los pronósticos son herramientas útiles, siempre y cuando cuenten con una ficha técnica del estudio. Cree que los candidatos deberían dejar a un lado la “guerra sucia” y dedicarse a hablarle a la gente de soluciones para sus problemas económicos y sanitarios, producto de la pandemia del coronavirus. Además, dice que el hecho de tener un feriado una semana antes del balotaje afectará a los dos candidatos por igual.

En la misma nota de El Comercio, el politólogo Arturo Moscoso prevé un cierre de campaña intenso, en el que los candidatos usarán todas las herramientas posibles para tratar de virar la tendencia a su favor. “Será muy reñida, muy disputada, aparecerá más campaña sucia, usarán redes sociales, medios tradicionales, todo lo que esté a su disposición”.

En cuanto a la indecisión, considera que será clave tratar de captar al segmento del electorado que apoyó a Yaku Pérez (Pachakutik) y Xavier Hervas (Izquierda Democrática).

Comentarios