Escucha esta nota aquí

El presidente de la Confederación Nacional de Salud de Brasil, Breno Monteiro, dijo ayer que seis estados ya están experimentando una situación de colapso en sus infraestructuras sanitarias incluso -en la red privada- con respecto a la disponibilidad de camas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) debido a la pandemia de coronavirus. Así informó Infobae-

Según el director de la organización, que representa al sector privado en el sector de la salud en el país, el problema se identificó en Amazonas, Pará, Ceará, Pernambuco, Maranhão y Río de Janeiro.

En estos seis estados tenemos un desglose de ambos sistemas. Contratar camas privadas para UCI en estos lugares ya no es una opción”, dijo Monteiro al diario local O Globo.

Según Monteiro, la pandemia de Covid-19 provocó una gran necesidad de Unidades de Cuidados Intensivos que ni siquiera la red privada, que solía trabajar con un nivel de inactividad mayor que el sistema público, es capaz de cumplir.

Afirma, además, que tener el 90% o más de las UCI ocupadas, con pacientes que luchan por camas que están vacantes, ya es una situación de colapso, especialmente en medio de la pandemia.

También médico, el presidente de la confederación de empleadores afirmó estar viviendo los “peores días” de su vida. Vive en Belém, uno de los lugares con una estructura de salud más afectados por el Covid-19.

“Es muy triste ver gente, ver conocidos, mendigando camas, ya sea en la red pública o privada”, afirmó Monteiro. Hasta el miércoles por la noche, Brasil había registrado 125.281 casos de Covid-19 y 8.536 muertes, según un boletín del Ministerio de Salud.