Escucha esta nota aquí

 Al menos seis personas murieron y varias están desaparecidas por el temporal de lluvias que azota desde hace días los estados brasileños de Alagoas y Pernambuco, en el noreste de Brasil, y que ha obligado a miles de familias a abandonar sus casas.


 En Pernambuco, las fuertes precipitaciones han provocado inundaciones y deslizamientos de tierra que han dejado hasta el momento dos muertos y dos desaparecidos, según datos del Gobierno regional.
El presidente de Brasil, Michel Temer, anuló todos los actos que tenía previstos para la tarde de ayer y decidió viajar a las zonas afectadas.

Comentarios