Escucha esta nota aquí

El presidente serbio Aleksandar Vucic y el primer ministro kosovar Avdullah Hoti iniciaron el jueves una reunión en la Casa Blanca para buscar una "normalización económica" entre ambos países de los Balcanes.

"Estados Unidos está dispuesto a facilitar la normalización económica", tuiteó el consejero estadounidense de Seguridad Nacional Robert O'Brien al dar cuenta de la reunión.

Las conversaciones entre ambos gobernantes podrían extenderse hasta el viernes.

Aunque Washington dice centrarse únicamente en la economía y dejar de lado cualquier señal de resolución política de una de las disputas territoriales europeas más espinosas, Belgrado cuestiona esa aseveración.

"Las conversaciones son muy difíciles. Las presiones son grandes, enormes", dijo el ministro serbio de Finanzas Sinisa Mali a medios de su país.

Los documentos de las negociaciones son los "peores" que se hayan propuesto "desde el inicio de las discusiones con los albano kosovares"; especialmente porque uno de los puntos "implica un reconocimiento mutuo", dijo Mali.

Serbia se niega a reconocer la independencia de Kosovo proclamada en 2008 tras una guerra que a fines de los 90 dejó 13.000 muertos. Serbia es apoyada por Rusia y China mientras que Estados Unidos se cuenta entre los que casi inmediatamente reconocieron al nuevo Estado.

Hasta ahora los europeos han estado liderando en la mediación entre serbios y kosovares y el lunes Vucic y Hoti se reunirán en Bruselas con el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell.