Escucha esta nota aquí

Un joven ejemplar de la venenosa serpiente coralillo escapó de un herpetario de Colonia y provocó que 10 hogares fueran evacuados este lunes.

"Los levantaron a todos de la cama, a las seis de la mañana", dijo un vecino al Express, un tabloide de Colonia. "Tenían los nervios de punta".

Las autoridades de la ciudad desplegaron 20 bomberos y personal de rescate de animales para buscar a la serpiente. Informaron que el dueño del herpetario, cuenta con los permisos para tener serpientes. En total aloja a 12 de los reptiles. El domingo por la tarde notó que una joven coralillo de 20 centímetros de longitud había desaparecido.

Al no encontrarla, alertó a la brigada de bomberos de la ciudad, que a su vez consultó con expertos del zoológico de Colonia para organizar el rescate.

Las brigadas colocaron aserrín para detectar movimientos y trampas con comida. El apartamento del dueño de la serpiente fue sellado.

Una cazadora nocturna

Los rescatistas también revisaron el sótano y el área fuera del edificio. Si se encuentra allí, dijeron las autoridades, es probable que la serpiente haya caído en letargo debido al frío extremo.

La coralillo es una serpiente venenosa y cazadora nocturna de lagartos y roedores, que normalmente se encuentra en las regiones áridas del sur de África. Cuando ataca se alza como una cobra. Las autoridades de la ciudad de Colonia instaron a los vecinos a tener "extrema precaución".

Las alertas de animales peligrosos no son nuevas en Alemania. En enero, una maestra de preescolar vio una serpiente en el sótano de un jardín de infancia en Bochum, en el distrito de Ruhr. Los bomberos encontraron piel de serpiente, pero a fines de enero concluyeron que la pitón de 1,5 metros había escapado.

De las 3.000 especies estimadas de serpientes en todo el mundo, solo siete son endémicas de Alemania.

EL(dpa, AFP)

Comentarios