Escucha esta nota aquí

Las camas de terapia intensiva se agotaron en Paraguay este sábado, día en que se impuso un toque de queda en Miami Beach y cerraron las playas de Rio de Janeiro, una muestra de las medidas que buscan frenar al coronavirus que causan protestas en el mundo.

En momentos en que el virus sigue avanzando firme en América Latina con más de 23,3 millones de casos y más de 740.640 muertos, Paraguay alcanzó "un 100% de ocupación" de las camas de terapia intensiva, un total de 655, dijo Leticia Pintos, directora general de Redes y Servicios de Salud.

Otrora uno de los países ejemplares en la región, el colapso de Paraguay se produce tras intensas protestas contra el gobierno de Mario Abdo Benítez, cuestionado por su "mal desempeño" ante la pandemia, que lo dejó al borde del juicio político, finalmente rechazado en el Congreso. 

Ahora, se evalúa ampliar la capacidad de atención médica en cuarteles y evitar el colapso haciéndose de vacunas. Las infecciones llegan a 192.599 y las muertes a 3.695, en 7 millones de habitantes.

En Perú, que este sábado superó los 50.000 muertos por covid, los hospitales están nuevamente saturados y sin camas libres en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En tanto, Brasil sumó una nueva jornada de cifras alarmantes, con 2.438 muertes en un día, para un total de 292.752 desde el inicio de la pandemia, mientras se acumulan más de 11,9 millones de contagios.

En su peor momento, 25 de los 27 estados brasileños tienen una ocupación igual o superior al 80% en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). En Rio de Janeiro, este porcentaje llega al 95%, según las autoridades.

Ante esta situación, el alcalde de Rio, Eduardo Paes, decidió cerrar las playas por el fin de semana, y advirtió que el lunes se darán a conocer "medidas más restrictivas".  

Sao Paulo, por su parte, anunció una serie de feriados para reducir el movimiento, mientras el presidente Jair Bolsonaro se niega a aplicar medidas a nivel federal.

Incluso la automotriz Volkswagen suspendió actividades desde el miércoles por 12 días en cuatro plantas para "preservar la salud" de empleados y familiares.

- Chile también empeora -

Chile superó este sábado por primera vez los 7.000 casos diarios de covid-19, situación que llevó al gobierno a confinar unos 28 municipios y a poner en cuarentena a los viajeros.

Sin embargo, la campaña de vacunación avanza en el país: más de 5,5 millones de personas ya recibieron la primera dosis y unos 2,8 millones las dos, en una población de 19 millones.

También suben los contagios en Venezuela (30 millones de habitantes), donde el gobierno anunció que el país sufre una segunda ola "más virulenta" que en 2020, consecuencia de una variante del virus surgida en Brasil.

Las autoridades venezolanas informaron 149.145 contagios y 1.475 muertes, pero opositores y oenegés cuestionan las cifras. 

- Fin de fiesta y protestas -

En Estados Unidos, las autoridades de Florida decretaron el estado de emergencia y toque de queda, poniendo fin a la fiesta de Miami Beach.

A partir de las 20H00 locales, no debe haber nadie en las calles y los restaurantes deben bajar la cortina, mientras los puentes hacia la isla permanecerán cerrados entre las 22H00 y 06H00.

En tanto, la vacunación se aceleró en Estados Unidos en las últimas semanas, con un promedio actual de 2,4 millones de dosis diarias, alcanzando un mes antes el objetivo de 100 millones de inoculados prometidos por Joe Biden en sus primeros 100 días de gobierno, que comenzó el 20 de enero.

En todo el mundo, el covid-19 deja más de 2,7 millones de muertos y más de 122 millones de contagios, por lo que varios países vuelven a incrementar las restricciones para contener la pandemia, generando protestas.

En Montreal, más de un millar de residentes se manifestaron contra las medidas, que incluyen un toque de queda nocturno desde principios de enero en Quebec. 

En Europa, Londres fue escenario de una manifestación contra el confinamiento que terminó con al menos 36 detenidos y varios policías heridos, informaron las fuerzas de seguridad.

Las protestas se replicaron en Alemania, Suiza, Holanda y Austria, en muchos casos de forma violenta y sin mascarilla.

En la ciudad alemana de Kassel (centro) se congregaron entre 15.000 y 20.000 personas, según la policía, blandiendo pancartas que rezaban "Basta de confinamiento" o "Corona rebels".

Francia, en tanto, aplica desde ayer sábado medidas que afectan a cerca de 21 millones de personas, con un confinamiento menos severo los dos previos. 

Durante al menos un mes, cerrarán los comercios no esenciales, no se podrá viajar entre regiones y se saldrá de casa con un justificativo.

En Polonia, se impuso un confinamiento parcial por unas tres semanas, tras haber suavizado las limitaciones en febrero. 

En medio de esas controversias, la campaña de inoculación en Europa avanza lenta y no exenta de polémica debido a la vacuna de AstraZeneca, que volvió a ser aplicada desde el viernes.

Autoridades de la Unión Europea reprocharon que solo se han entregado 30% de los 90 millones de dosis pactadas para el primer trimestre.

Ayer sábado se anunció oficialmente que no habrá espectadores de otros países en los Juegos Olímpicos de Tokio, en julio y agosto. 

Comentarios