Escucha esta nota aquí

La cena de despedida de Evo Morales y Álvaro García Linera trae consecuencias insospechadas para el gobierno argentino. Tras confirmarse el resultado positivo a la prueba de PCR de Covid-19 por parte del secretario de Asuntos EstratégicosGustavo Beliz, tanto el presidente Alberto Fernández como varios altos funcionarios del Gobierno permanecen confinados según se dispone en los protocolos de bioseguridad.

Uno de los asistentes, el diputado nacional Eduardo Valdés (Frente de Todos) señala que no se percataron de la ausencia de distanciamiento social y se mostraron sin barbijos. Una foto que retrata ese momento se viralizó en las redes sociales durante las últimas horas.

El legislador oficialista, cuyo hisopado dio negativo pero deberá permanecer aislado por protocolo, sostuvo que no se "arrepiente de nada" y justificó la cena sin distancia social. "No nos dábamos cuenta. Yo me enteré después de que estaba esa imagen. Es muy difícil tomar decisiones en medio de las demostraciones de afecto", dijo Valdés en diálogo con el canal Todo Noticias de Argentina.

"Lo que pasó ahí fue una de las cosas más impresionantes de mi vida. Haber estado en ese momento junto a Alberto, a Evo y a Álvaro García Linera. Si me toca partir después de eso, y bueno, confieso que he vivido. No me arrepiento de nada", sostuvo.

Aislamiento en Olivos

El presidente Fernández permanece confinado en la quinta de Olivos tras el positivo de Beliz. El primer test a Fernández dio negativo, pero deberá continuar en aislamiento en cumplimiento de los protocolos sanitarios que rigen en la pandemia.

"Al ser contacto estrecho de un caso positivo de Covid-19, el Presidente de la Nación ha iniciado el protocolo de aislamiento preventivo y obligatorio y se aislará en la Residencia Oficial de Olivos", informó el Ejecutivo.

"Me realicé un hisopado cuyo resultado fue negativo. A pesar de ello, como venimos recomendando, es importante el aislamiento preventivo para interrumpir los contagios", dijo Fernández.