Escucha esta nota aquí

Los partidos españoles tensan el debate político la víspera de la moción de censura presentada por los socialistas del PSOE contra el ejecutivo de Mariano Rajoy, quien ayer ratificó su intención de agotar la Legislatura y acusó al líder del PSOE, Pedro Sánchez de “chantajear" al resto de partidos.

El PSOE presentó el pasado día 25 una moción de censura contra el Gobierno del Partido Popular (PP), después de que esta formación haya sido condenada por lucrarse en una trama de corrupción, conocida como “Gürtel", y de quedar acreditado en la sentencia que contaba con una caja “B".

 Rajoy, que gobierna en minoría con el apoyo de Ciudadanos (liberales) tras un acuerdo de investidura, declaró hoy en el Congreso que tiene intención de cumplir los cuatro años de su mandato, que comenzó en 2016, en aras de la estabilidad.

En la sesión parlamentaria de este miércoles, convertida en preámbulo del debate de mañana, el presidente del Gobierno afirmó que el líder socialista usa la moción de censura como un “atajo" y un “sistema torticero" para llegar al poder, a la vez que lo acusó de querer chantajear al resto de partidos con su propuesta.

El PSOE es el principal partido de la oposición, pero tiene solo 84 diputados de los 350 del Congreso, por lo que necesita el apoyo de otros grupos para aprobar la moción de censura, que tiene que contar como mínimo con 176 votos a favor.

Según Rajoy, los socialistas tienen dos opciones: que apoye la moción Ciudadanos o lo que llamó el "gobierno Frankenstein", que estaría integrado por un conjunto dispar de partidos a la izquierda del PSOE y nacionalistas.

“Lo que está haciendo el PSOE es decirle a los del gobierno 'Frankenstein' que si no le votan tendrá que pactar con Ciudadanos y adelantar las elecciones, y a los de Ciudadanos les está diciendo que como le siga exigiendo adelantar las elecciones, se va con el gobierno Frankenstein", señaló el presidente del Ejecutivo.

Pedro Sánchez ha abierto una ronda de contactos con representantes de los partidos de la Cámara pero, de momento, solo la coalición Unidos Podemos, que reúne 71 escaños, ha expresado su apoyo. Por su parte, Ciudadanos (liberales) ha rechazado apoyar a Sánchez porque quiere un candidato “instrumental", que tenga como único objetivo la convocatoria inmediata de elecciones.

Comentarios