Escucha esta nota aquí

El fallo, dictaminado en la noche del lunes -y en el que también se declaró inconstitucional gran parte de la normativa que ha regido la atención a la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2- aplaza los efectos de la anulación del referido decreto para que el Gobierno y la Asamblea Legislativa acuerden normativas apegadas a la Constitución.

"La @SalaCnalSV (Sala de lo Constitucional) nos acaba de ordenar que, dentro de 5 días, asesinemos a decenas de miles de salvadoreños", publicó Bukele en sus redes sociales en reacción al fallo de unas 90 páginas.

Esta es la segunda vez que los jueces constitucionales ordenan a estos órganos de Estado acordar las legislación para enfrentar la pandemia del COVID-19, que en el país se ha cobrado la vida de 58 personas.

Tras semanas de confrontación con el Congreso, de mayoría opositora, el Gobierno de Bukele se quedó administrando la cuarentena "absoluta", que suma 80 días de confinamiento, mediante decretos ejecutivos emitidos desde el Ministerio de Salud y sin una ley de emergencia nacional o estado de excepción como respaldo.

Los diputados se negaron a ampliar automáticamente estas normativas por señalamientos de falta de transparencia en el manejo de fondos y supuestas violaciones a derechos humanos, por lo que emitieron dos leyes de reapertura económica y vigilancia sanitaria, que Bukele vetó.

El referido decreto gubernamental, según el fallo, fue declarado inconstitucional en virtud de que "el órgano Ejecutivo en el ramo de Salud carece de competencia para emitir una normativa que suspenda derechos fundamentales".

Dicho decreto establece que únicamente están autorizados para circular las personas que trabajan en áreas esenciales y limita la salida para comprar alimentos a determinados días asignados por el último dígito del número de identidad. También prohíbe la circulación del transporte público en todo el país.

"Al producir una suspensión de derechos fundamentales que afecta a la totalidad del territorio nacional, supone el ejercicio de una competencia que no le corresponde al Órgano Ejecutivo en el ramo de salud, sino a la Asamblea Legislativa; y solo excepcionalmente, al Consejo de Ministros", reza la resolución.

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional también manifestaron que, a su juicio, es "preocupante" para la democracia salvadoreña "la insistencia en desconocer por parte del órgano Ejecutivo las limitaciones que la Constitución les establece y que han sido señaladas por esta sala en diferentes resoluciones".

El fallo declara inconstitucionales 11 decretos ejecutivos, incluidos dos estados de emergencia dictados por Bukele tras prescindir del Congreso, y dos leyes de "restricción temporal de derechos constitucionales".

La resolución se da el mismo día en que el Gobierno instaló una mesa de reactivación económica, sin la presencia del principal gremio de empresarios, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP).

En El Salvador se registran 3.104 casos confirmados de COVID-19, de los que 1.658 se mantienen activos, 1.388 pacientes se recuperaron y 58 fallecieron.