Escucha esta nota aquí

El paisaje en Huntington Beach, California, ha cambiado luego de que la policía desplegara cintas de plástico amarillas para bloquear el acceso a esta famosa playa estadounidense, que estuvo abierta durante mucho tiempo a pesar de las disposiciones de confinamiento contra el coronavirus, según trascendió este sábado (02.05.2020).

Alarmado por el impacto en la salud de las miles de personas que se amontonaron en Huntington Beach el fin de semana, el gobernador demócrata Gavin Newsom ordenó el "cierre total" de las playas en el rico condado de Orange, un bastión republicano.

La mayoría de las playas del estado permanecieron cerradas durante semanas, como las de Los Ángeles o Malibú, pero la decisión de cerrar Huntington Beach fue particularmente resistida. Ante el anuncio, cientos de personas reclamaron la reapertura de la playa.

Nadie en dicha playa porta mascarilla, cuyo uso en California no es obligatorio fuera de las tiendas. En otras zonas del estado -como Los Ángeles o San Francisco- sí es frecuente ver a la gente con tapabocas.

La última protesta fue abandonada por la mayoría de quienes habían bajado a la playa en Huntington Beach, luego de que la policía los amenazara con multarles. Según el último informe de salud disponible, difundido el sábado, en el condado de Orange se han registrado 2.636 casos de Covid-19 y 52 muertes.

ama (afp, cbs, KTLA, Los Angeles Times)

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |