Escucha esta nota aquí

Un joven de 19 años de Carolina del Norte (Estados Unidos), identificado como Chad Dorrill, murió de graves complicaciones neurológicas ocasionadas por el coronavirus. Su familia y amigos se encuentran devastados y sorprendidos porque se trataba de una persona deportista y “súper saludable”.

Chad Dorrill era estudiante de segundo año de la Appalachian State University en Boone, Carolina del Norte. Era un corredor de larga distancia y jugador de baloncesto en “tremenda forma”, según contó su tío David Dorrill a The New York Times. 

El tío resaltó que Chad estaba en buen estado de salud y que podía correr hasta 6 millas sin problema alguno. “Corrió con nosotros hace un par de semanas. Estaba sano”, comentó.

Fue su madre quien lo convenció para que regrese a la casa familiar en Wallburg, Carolina del Norte. Fue ahí donde inició su aislamiento y se hizo la prueba del coronavirus. Dio positivo el 7 de septiembre.

Chad Dorrill pasó 10 días en cuarentena en su casa familiar. Luego regresó a Boone, pero desarrolló graves complicaciones neurológicas por el coronavirus, detalla People.

“Cuando trató de levantarse de la cama, sus piernas no le respondieron. Mi hermano tuvo que llevarlo a una sala de emergencias”, dijo el tío David Dorrill.

“El médico dijo que era un caso poco común. Fue una complicación del coronavirus que, en lugar de atacar su sistema respiratorio, atacó su cerebro”, explicó el tío.

Chad fue llevado al Centro Médico Forsyth en Winston-Salem. El 28 de setiembre, a las 20:00, le retiraron del soporte vital. El Dr. Colin McDonald, presidente de neurología del hospital, dijo que el personal estaba “devastado” por su fallecimiento.

“Estamos haciendo todo lo posible para averiguar por qué sucedió esto”, dijo el Dr. McDonald.

El tío David Dorril indicó que no tienen ni sospecha de la forma en que Chad Dorril pudo contagiarse de coronavirus. "Él siempre decía que tenía cuidado y que usaba mascarilla", agregó. (El Comercio)