Escucha esta nota aquí

El tiroteo de la universidad de Umpqua (Roseburg, Oregón) este jueves ha reabierto en EE.UU. el debate sobre el fácil acceso a las armas de los ciudadanos.

Las autoridades del Condado de Douglas confirmaron este viernes la identidad del tirador: Chris Harper Mercer, un joven de 26 años que irrumpió en el centro universitario pertrechado con hasta media docena de armas, entre ellas un fusil de asalto.

Aunque aún no se ha aclarado si el atacante se suicidó o fue abatido, como se informó en un principio, el caos y los tiros duraron algo menos de un cuarto de hora, lo que tardaron las fuerzas de policía en responder a las llamadas de pánico de los alumnos de este centro escolar, donde estudian unas 3.000 personas.

Los tiroteos en lugares públicos de Estados Unidos se producen con tanta frecuencia que en lo que va de año ya ha habido cerca de 300, más de uno por día.

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue ayer el primer político en criticar los "rutinarios" tiroteos y la falta de avances para mejorar los controles en el acceso de armas, algo a lo que se oponen legisladores de ambos partidos y la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Lee másTiroteo en un instituto de Oregón causa 10 muertos

Según informó este jueves la agente especial del Buró de Armas y Explosivos (ATF) Celinez Núñez, el atacante de Oregón adquirió 13 armas legalmente en los últimos tres años e ingresó en el campus pertrechado y armado hasta los dientes.

Asimismo, Mercer guardaba en su domicilio otras siete armas, lo que pone de relieve la facilidad con la que una persona puede acumular un arsenal en Estados Unidos sin que salten las alarmas.

Varios precandidatos republicanos a la Presidencia coincidieron en apuntar que es imposible evitar este tipo de masacres, porque las personas con intención de matar siempre encontrarán la manera de hacerlo.

Récord de asesinatos

Estados Unidos tiene el récord de muertes por arma de fuego de los países avanzados.

Entre 2004 y 2013, fallecieron 316.545 personas por arma de fuego en este país, según datos del Centro de Prevención de Enfermedades (CDC).

Comentarios