Escucha esta nota aquí

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ordenó el miércoles un toque de queda en toda la ciudad después de que partidarios del presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos en protesta por la derrota electoral del mandatario.

Bowser dispuso un toque de queda desde las 18:00 locales (23:00 GMT) después de que miles de manifestantes pro-Trump llegaran al Congreso de Estados Unidos y forzaran a los legisladores a declarar un receso cuando comenzaban el proceso de confirmar a Joe Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.

El toque de queda permanecerá vigente hasta las 6:00 del jueves.

Cientos de manifestantes a favor de Donald Trump derrumbaron este miércoles las vallas que rodeaban la parte trasera del Congreso estadounidense en Washington e ingresaron al edificio. 

Adentro, el Congreso se encontraba reunido para contar los votos del colegio electoral para el presidente electo Joe Biden. La sesión se suspendió de emergencia. La policía ordenó al personal abandonar el lugar y pidió refuerzos.

Los seguidores de Trump atravesaron el perímetro del Capitolio poco después de las 13:00 (hora local), luego de que comenzó la sesión conjunta del Congreso para certificar la victoria del candidato demócrata en las elecciones del 3 de noviembre. 

Algunos de ellos se enfrentaron con la Policía, mientras que varios oficiales lanzaron gas pimienta para intentar dispersar a la multitud, según consignó CNN.

Comentarios