Escucha esta nota aquí

La transformación digital es clave para acelerar la recuperación pospandemia en América Latina y el Caribe, una de las regiones más golpeadas por el coronavirus y que muestra hoy un desigual acceso a las tecnologías, advirtió este jueves un informe conjunto de agencias de cooperación internacional.

El reporte, "Perspectivas económicas de América Latina, transformación digital para una mejor reconstrucción", realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Comisión Europea, fue lanzado este jueves en el marco de la 75° Asamblea Anual de las Naciones Unidas.

En el informe se constata el duro golpe económico de la pandemia en América Latina y el Caribe, que este año registrará una caída de su producto interno bruto (PIB) de un 9,1%, según estimaciones. 

La crisis afecta especialmente a las microempresas: se prevé que unas 2,7 millones de ellas cierren sus puertas producto de las restricciones sanitarias, generando una pérdida de 8,5 millones de puestos de trabajo. 

"Al entrar en esta crisis, el 40% de los trabajadores en las economías de América Latina no tenían acceso a ninguna forma de protección social y el 60% trabaja de manera informal", señala el reporte.

Se anticipa, además, que más de 45 millones de personas caerán en la pobreza

"La crisis socioeconómica hace que un nuevo modelo de desarrollo sea más urgente que nunca. La digitalización podría ser una herramienta poderosa para superar los desafíos estructurales de la región", dijo en la presentación del informe Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal.

"Los países con mayor preparación digital serán los primeros en salir de la crisis", afirmó por su parte Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

El camino a la transformación digital se antoja, sin embargo, complejo, debido al desigual acceso de la región a las nuevas tecnologías

En 2018, el 68% de la población de América Latina las usó regularmente, casi el doble de 2010, pero muy por debajo del promedio de la OCDE del 84%. Además, mientras que el 75% de la población más rica de América Latina usa internet, sólo el 37% de la población más pobre lo hace

En este marco, el informe urge a los países a cerrar la brecha de acceso a internet como primer paso para impulsar la transformación digital.

La Cepal propone, entre otras medidas, la entrega de una "canasta básica digital" que incluya teléfonos inteligentes, computadoras portátiles y acceso a internet, lo que tendría un costo equivalente al 1% del PIB regional.