Escucha esta nota aquí

El artista disidente cubano Luis Manuel Otero Alcántara fue dado de alta ayer tras estar hospitalizado 29 días sin comunicación con el exterior, según sus familiares, lo que generó un movimiento de solidaridad de un grupo de artistas de la isla.

“Después de un mes en las manos de la bestia aquí vamos a enterarnos cómo está la calle para seguir en la batalla”, dijo Otero Alcántara poco después de salir del hospital en un video difundido por el medio opositor Cubanet.

El artista de performance dijo que estuvo “un mes literalmente incomunicado” con poco acceso a su familia y que no tuvo “acceso a redes sociales”. “No tengo mi teléfono”, dijo en un video publicado en la cuenta de Twitter del Movimiento San Isidro.

Cuando llegó al hospital estuvo siete días tomando líquido y una semana más en huelga de hambre y de sed, que dejó hace unos 15 días, añadió.

Despojado de sus obras

El artista, señalado por el Gobierno cubano de estar financiado por EEUU, llegó al hospital el 2 de mayo, ocho días después de declararse en huelga de hambre para denunciar el despojo de sus obras por parte de agentes de seguridad.

Amnistía y EEUU habían pedido su liberación.

Comentarios