Escucha esta nota aquí

Tres menores han fallecido en el Estado de Nueva York a causa de lo que los médicos creen que es una complicación de la infección del coronavirus, según informó ayer Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York. Los síntomas, que han sido diagnosticados a otros 73 menores en el Estado, incluyen inflamación en los vasos sanguíneos y problemas cardiacos, y se parecen a los de la enfermedad de Kawasaki, que afecta cada año a cerca de 3.000 niños estadounidenses, sobre todo a menores de seis años, informó el diario El País.

Cuomo explicó que los tres menores, de cinco y siete años y un adolescente, habían dado positivo de Covid-19 o de sus anticuerpos, pero no mostraban los síntomas habituales de la enfermedad cuando fueron hospitalizados. No hay pruebas concluyentes de que el virus fuera el causante del misterioso síndrome que causó la muerte de los menores, residentes en tres condados diferentes del Estado (Westchester, Suffolk y la ciudad de Nueva York).

“La enfermedad se ha llevado la vida de tres jóvenes neoyorquinos. Esto es nuevo. Esto está en desarrollo”, dijo Cuomo. “Es lo último que necesitamos ahora, con todo lo que está pasando, con toda la ansiedad que tenemos, que los padres tengan que preocuparse por si sus pequeños están infectados”.

Hasta ahora, los niños generalmente se han librado del Covid-19, la enfermedad que produce el coronavirus SARS-CoV-2 Pueden contagiarse del virus, aunque muy a menudo son asintomáticos. Pero en otros Estados del país, y también en Europa, ha habido menores ingresados con los mismos síntomas que los que llevaron a la hospitalización de los tres fallecidos en Nueva York. Cuomo pidió a los padres que estén atentos por si detectan en sus hijos síntomas como la fiebre prolongada, el dolor abdominal agudo, cambios en el color de la piel o aceleración del ritmo cardiaco. 

El gobernador aseguró que las autoridades del Estado están trabajando con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para averiguar si la misma enfermedad ha afectado a menores con el coronavirus con anterioridad. “Es muy posible que esto haya pasado desde hace semanas y que no se haya diagnosticado como relacionado con el Covid-19”, dijo Cuomo.

Nueva York es el Estado más golpeado por la pandemia. Concentra más de 338.000 casos confirmados, casi una cuarta parte del total del país, y más de 26.500 personas han fallecido con el coronavirus. El ritmo de nuevos contagios y fallecimientos, no obstante, está decreciendo en las últimas semanas, mientras surgen nuevos focos en un país en el que la pandemia se ha cobrado más de 78.700 vidas.