Escucha esta nota aquí

Tres migrantes nigerianos sembraron el pánico en un hospital militar en Roma, llegando a agredir a su personal, tras ser diagnosticados positivo del Covid-19, informó el sábado el Ministerio italiano de Defensa.

"Las agresiones que se produjeron en el hospital militar son un hecho grave e inadmisible", reaccionó el ministro de Defensa, Lorenzo Guerini (foto), quien elogió la rápida intervención del personal militar del hospital convertido en un centro especializado en los casos de coronavirus.

El incidente fue rápidamente denunciado por el líder de La Liga (extrema derecha) y exministro del Interior, Matteo Salvini, que habló de "mordeduras y golpes" de la parte de los migrantes y acusó al Gobierno italiano de "negar la urgencia de la cuestión migratoria" y "poner en peligro a Italia".

Tras ser trasladados al hospital "Celio" desde el centro de acogida de migrantes donde residían en el sur de Roma, dos mujeres y un hombre nigerianos reaccionaron violentamente después de que les dijeran que habían dado positivo en la prueba del Covid-19, indicaron las agencias de prensa italianas Afi y Ansa.

Después de casi enloquecer al ver a un joven bangladesí salir tranquilamente del hospital tras haber dado negativo en el test, los nigerianos intentaron escaparse, pero el personal médico y los militares los retuvieron.

Por este incidente, los acusaron de injuria, resistencia, agresión y de haber causado lesiones en agentes públicos.