Escucha esta nota aquí

Donald Trump, que insistió en que una vacuna contra el Covid-19 podría estar disponible antes de las próximas elecciones presidenciales de EEUU en noviembre, acusó este lunes al candidato demócrata, Joe Biden, y a su compañera de fórmula, Kamala Harris, de usar una retórica "irresponsable" contra su iniciativa. 

El presidente estadounidense reaccionó a recientes declaraciones de ambos en ese sentido con una publicación en su cuenta de Twitter, en la cual acusó a sus rivales demócratas de tener una "retórica antivacunas irresponsable", que "pone en peligro vidas" y "desacredita a la ciencia".

Harris aseguró la semana pasada que no se fiaría solo de la palabra del presidente si hubiera una vacuna contra el nuevo coronavirus disponible antes de los comicios del 3 de noviembre. 

"No confiaría en Donald Trump y tendría que ser una fuente creíble de información la que hable sobre la eficacia y confiabilidad" de la vacuna, dijo Harris a la cadena CNN. "No me fiaría de su palabra", sentenció. 

Biden, por su parte, afirmó este lunes que le "gustaría ver qué dicen los científicos al respecto". 

"Quiero transparencia total sobre esta vacuna", agregó, acusando al magnate republicano de "socavar la confianza de la opinión pública" al politizar los problemas sanitarios. 

Aunque "si yo pudiera tener una vacuna mañana, lo haría. Incluso si me cuesta la elección, lo haría", admitió. 

Pero este lunes en una rueda de prensa en la Casa Blanca, el mandatario se defendió además de instrumentalizar el tema de la vacuna como argumento de campaña. 

"Lo que ellos dicen es muy peligroso para nuestro país. La vacuna será muy segura y muy efectiva", agregó, volviendo a plantear la posibilidad de que esté disponible "antes de un día muy especial", en referencia a las elecciones del 3 de noviembre.