Escucha esta nota aquí

La mayoría republicana de la Cámara de Representantes de EEUU aprobó ayer el proyecto de ley con el que pretende derogar y reemplazar la actual ley sanitaria del expresidente Barack Obama, después de largas semanas de negociación en la propia bancada y dos intentos fallidos para aprobar el texto.
 Los conservadores, con 217 votos a favor y 212 en contra, lograron ponerse de acuerdo sobre el texto legislativo para modificar el actual sistema sanitario, que ha apoyado el presidente de EEUU, Donald Trump, aunque aún tiene que ser aprobado por el Senado, donde la probabilidad de salir adelante es menor, de acuerdo con la agencia EFE.

Minutos más tarde, Trump prometió terminar con la "catástrofe" del sistema Obamacare en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, según la agencia AFP. El  Obamacare "está muerto", dijo Trump. "Vamos a terminarlo y vamos a seguir haciendo muchas otras cosas", añadió el mandatario, quien dijo sentir "mucha confianza" de que el proyecto será rápidamente aprobado en el Senado.

Batalla final
La mayoría republicana en la Cámara Alta es más estrecha, y además los senadores conservadores más moderados se oponen al nuevo plan aprobado ayer por la Cámara Baja, por lo que esta victoria de Trump para cumplir su promesa de acabar con Obamacare, como se conoce a la ley de Obama, no garantiza su éxito.

"Este proyecto de ley no va a llegar a ningún lado en el Senado", afirmó el líder de la minoría demócrata en esa cámara, Chuck Schumer. 

El proyecto de ley, conocido como la Ley Estadounidense de Cuidado de Salud (AHCA, en inglés), deroga disposiciones básicas del Obamacare, incluyendo sus subsidios para ayudar a las personas a obtener cobertura, la expansión de Medicaid -un programa para las personas con bajos recursos- y las obligaciones para expandir los seguros médicos.

En su lugar, el proyecto de ley proporciona un nuevo crédito fiscal destinado a ayudar a las personas a comprar seguros, aunque proporcionaría menos ayuda que "Obamacare" a las personas de bajos ingresos.

La Oficina no partidista de Presupuesto del Congreso estimó que hasta 24 millones de estadounidenses se quedarán sin seguro durante la próxima década bajo la versión previa a la propuesta aprobada ayer, la cual no fue sometida a un nuevo análisis tras los cambios.

Se espera que el proyecto de ley de la Cámara Baja se someta a cambios importantes en el Senado, donde estará sujeto a enmiendas ilimitadas y podría ser presentado de una forma diferente a la adoptada en la Cámara Baja.  

Claves del nuevo plan de salud
Siguen los puntos clave del sistema de salud actual -que ayuda a 20 millones de estadounidenses a tener cobertura pero ha sido criticado por aumentar las primas y otros costos- y los cambios propuestos por el último sustituto republicano. 
En EEUU, el seguro de salud es básicamente privado. Alrededor de la mitad de los estadounidenses tienen cobertura a través de sus empleadores, a menudo a un costo razonable, según  Kaiser Family Foundation. Cerca de un tercio de los estadounidenses está cubierto por los planes gubernamentales, ya sea a través de Medicare para aquellos mayores de 65 años o Medicaid, el programa de seguros para los pobres. El resto tiene que arreglárselas por su cuenta: compran seguros o no tienen cobertura.

Tags

Comentarios