Escucha esta nota aquí

Donald Trump denunció este sábado las revueltas de la noche anterior en la ciudad de Minneapolis, en protesta por la muerte de George Floyd, un afroestadounidense que estaba bajo custodia de la Policía, atribuyéndolas a "saqueadores y anarquistas".

"La muerte de George Floyd en las calles de Minneapolis es una tragedia grave", declaró el presidente en el centro espacial Kennedy, en Florida, donde asistió al despegue de astronautas estadounidenses. 

Pero agregó que la memoria de Floyd fue "deshonrada por los revoltosos, los saqueadores y los anarquistas" y llamó a "la reconciliación, no al odio, a la justicia, no al caos".

La cadena de noticias CNN informó que las protestas han estallado en al menos 30 ciudades de EEUU por la muerte de Floyd a manos de un oficial de Policía.

El expolicía de Minneapolis visto en un video con la rodilla en el cuello de Floyd ha sido acusado de asesinato y homicidio involuntario.